Bizcocho de fresas y ricota: húmedo, cremoso y súper sabroso, ¡listo en segundos

Tabla de contenido:

Bizcocho de fresas y ricota: húmedo, cremoso y súper sabroso, ¡listo en segundos
Bizcocho de fresas y ricota: húmedo, cremoso y súper sabroso, ¡listo en segundos
Anonim
Tarta de fresas y ricota Tarta de fresas y ricota
Tarta de fresas y ricota Tarta de fresas y ricota

Pastel de fresa y ricotta: húmedo, cremoso y súper sabroso, ¡listo en un instante!

La fresa es la fruta que no puede f altar en la elaboración de postres caseros en estos momentos.

Más abajo, de hecho, puedes encontrar la receta de la tarta de fresas y ricotta.

Esta receta muy fácil y súper económica te permitirá preparar un postre exquisito en tan solo 10 minutos.

Super delicioso y suave con este postre sorprenderás a todos tus invitados.

Bizcocho de fresas y ricota: húmedo, cremoso y súper delicioso, ¡listo en un instante!
Bizcocho de fresas y ricota: húmedo, cremoso y súper delicioso, ¡listo en un instante!

Pastel de fresa y ricotta: húmedo, cremoso y súper sabroso, ¡listo en un instante

Los ingredientes a utilizar son los siguientes:

  • 220 g de harina 00
  • 1 sobre de vainillina
  • 125 g de yogur de fresa (1 bote)
  • 400 g de fresas
  • 80 ml de aceite de cacahuete
  • 1 sobre de polvo de hornear
  • 150 g de azúcar
  • 200 g de ricota
  • 3 huevos
  • 1 piel de limón rallada

Preparemos juntos esta buena tarta de fresas y ricotta. Estos son los pasos que debemos seguir.

Poner el azúcar y los huevos en un tazón grande y luego mezclar hasta obtener una mezcla espumosa. Luego añadimos el aceite de semilla de maní sin dejar de trabajar con una batidora de mano. Después añadimos el yogur de fresa. Mezclar hasta obtener una mezcla homogénea y luego agregar la ralladura de limón.

Llegados a este punto solo queda añadir la ricota. Cuando la mezcla parezca libre de grumos, añade la vainillina y el polvo de hornear. Luego vertemos también la harina previamente tamizada. Obtenida una masa espesa, solo queda agregar las fresas previamente cortadas en trozos pequeños y ligeramente enharinadas. De esta forma las fresas no quedarán completamente sumergidas en la masa.

Luego mezclamos todo con la ayuda de una espátula.

Por último, pasar la masa a un molde enharinado y enmantequillado. Metemos en el horno y dejamos que se cocine a 180 grados durante unos 40 minutos.

Vamos a comprobar la cocción con la prueba del palillo.

Cuando la tarta esté lista déjala enfriar a temperatura ambiente.

Antes de servir en la mesa nuestra tarta de fresas y ricotta, espolvorear con un poco de azúcar glas.

Buen provecho a todos.

Recomendado: